Pintar con chalk paint

0
1047
pintar chalk paint _ portada

Pintar con chalk paint está de moda porque es una manera de conseguir efectos espectaculares en tus muebles y objetos aunque no sepas pintar, aunque lo tuyo no sea precisamente la pintura.

En este programa del Hazlo tú mismo de A punto con la 2 Calde te enseña cómo pintar con chalk paint o pintura de efecto tiza y te sugiere algunas posibilidades fuera de lo habitual para conseguir efectos más originales y personalizados.

La chalk paint es una pintura al agua, muy cómoda de aplicar y con unos acabados que van muy bien para recuperar muebles antiguos o darles un efecto envejecido, o vintage, a los muebles no tan antiguos.

Pintar con chalk paint un velador

Calde en este programa podría hacer lo que hace todo el mundo, pero quiere ir un poco más allá para que también tú te atrevas a más. Para que aprendas lo básico, Calde empieza por pintar con chalk paint un velador. Se trata de un mueble actual, sin imperfecciones, pero que por su diseño intenta ser antiguo.

Está barnizado y la superficie está bien. Lo lijamos un poco para abrir el poro de la madera y que la pintura agarre mejor y, también, para que parezca más natural.

pintar chalk paint _ lijar

Como puedes ver en las imágenes, lo lijamos en el sentido de la veta. Después de lijarlo, limpiamos bien los restos de polvo que hemos producido con la lija.

Le aplicamos un color blanco roto, un blanco antiguo. Antes de hacerlo, removemos bien la pintura.

pintar chalk paint _ primera capa

Tú puedes elegir cómo aplicar la pintura en función del resultado que quieras conseguir. Nosotros en este caso vamos a dar una capa homogénea. Además, vamos a insistir en algunas zonas para que vayan más cargadas de pintura. ¿Por qué lo hacemos así? Porque al pintar con chalk paint para envejecer la madera estamos intentando dar la sensación de que el mueble tiene varias capas de pintura anteriores, aunque sólo le demos una. También es interesante cargar más la brocha para pintar los rincones. Cuando lijemos entenderás la razón.

Tampoco importa que se note la huella de la brocha o el rodillo, eso contribuirá a que parezca que el mueble tiene capas de pintura superpuestas.

Para terminar, pintamos el borde del sobre del velador. Nosotros hemos elegido hacerlo de manera irregular y dejar la tapa en el color original de la madera. Tú puedes hacerlo como más te guste.

pintar chalk paint _ segunda capa

Otra ventaja de pintar con chalk paint es que huele muy poco y seca muy rápido. En una hora está seca al tacto y en cuatro horas ya la puedes lijar o pintar encima. Transcurrido ese tiempo, lijamos el velador. Esta es la operación más importante porque es donde el mueble va adquiriendo carácter. Se trata de lijar, y no con la misma intensidad en todos los puntos, sino eligiendo aquellas zonas que te ayuden a crear un efecto desgastado o envejecido: los bordes de las patas, las aristas donde se han producido roces…En general, resaltando todas las formas.

pintar chalk paint _ lijar pintura

También lijamos los rincones pero, como en ellos habíamos puesto más carga de pintura, no nos la llevamos con la lija, lo que nos permite mantener la coherencia con el efecto del desgaste que estamos buscando.

Sigue lijando hasta conseguir el punto de desgaste que buscas para tu mueble y limpia bien el polvo que has producido con la lija.

La última operación es proteger el mueble con una cera especial para chalk paint. Aunque se trata de una cera de color blanco, el efecto es transparente. Aplícala con una brocha y ve frotándola con un trapo.

pintar chalk paint _ aplicar cera

Pintar con chalk paint el cabecero de una cama

La segunda idea que te presentamos, la hemos complicado un poco más. Se trata del cabecero de una cama de roble antigua, de unos 70 años. Lo vamos a pintar con chalk paint pero esta vez vamos a darle un aspecto rústico radical.

El cabecero está barnizado en negro. Empezamos por lijar toda la superficie. Se trata de abrir el poro de la madera y no nos importa que queden restos del antiguo barniz en algunas zonas. Después de lijar eliminamos bien todo el polvo que hemos producido con la lija. En este caso, como es mucho, utilizamos un trapo húmedo.

pintar chalk paint _ limpiar

Empezamos por pintar la moldura y, antes de que se seque, le aplicamos calor con un decapador. De esta manera vamos levantando unas ampollas que, cuando esté seca la pintura y le pasemos la lija, nos van a crear un efecto muy impactante.

pintar chalk paint _ usar decapador

Para la moldura, hemos elegido un color gris con la idea de conservar el aspecto clásico del mueble. En la parte plana del cabecero hemos decidido hacer unos cuadros. Vamos a utilizar el gris de la moldura y el blanco roto para crear un damero que reafirma el diseño clásico del mueble. Para trazar los cuadros utilizamos cinta de carrocero.

pintar chalk paint _ planificar decoración

Empezamos pintando el interior de los cuadros grises. Como en el caso anterior, no nos importa que se noten los brochazos y que la carga de pintura sea irregular porque con ello vamos a conseguir efectos muy interesantes. Antes de que se seque la pintura, aplicamos el decapador para levantar las ampollas.

pintar chalk paint _ brochazos

A continuación pintamos el interior de los cuadros blancos. Quitamos la cinta de carrocero porque ya no queremos delimitar el color anterior, sino hacerlo de forma manual, para que parezcan contornos imperfectos. Como puedes ver, unas veces cargamos la brocha más que otras, así vamos creando distintas texturas. Y seguimos dándole calor a la superficie con el decapador antes de que se seque la pintura.

pintar chalk paint _ detalle decapador

Finalmente, dejamos que seque todo el conjunto unas cuatro horas, antes de empezar a lijar. Como ya hemos comentado, es al lijar donde realmente le sacamos el mayor partido a la chalk paint. En este caso, como nuestro objetivo es conseguir un rústico radical, nos vamos a emplear a fondo.

pintar chalk paint _ aplicar lija fina

Y el efecto más espectacular nos lo van a proporcionar todas esas pompas que hemos producido con el decapador porque ahora las vamos a ir abriendo y rompiendo con la lija. Lo que va a aparecer debajo en algunos puntos es el color de la madera original y en otros los restos del antiguo barniz negro.

pintar chalk paint _ detalle recovecos

Fíjate en cómo van quedando al lijar los bordes de la moldura y los recovecos.

Terminamos pasando un trapo húmedo para eliminar todo el polvo que hemos producido con la lija.

pintar chalk paint _ trapo aplicar cera

La última operación es aplicar la cera que va a proteger el cabecero y le va a aportar un poco más de contraste a los colores.

pintar chalk paint _ cabecero

Con estas dos ideas esperamos haberte descubierto otras posibilidades para pintar con chalk paint. Ahora te toca a ti seguir experimentando.

Clip del programa en A la carta

Te pasamos los enlaces para que identifiques los productos o, si quieres, puedas comprarlos online (resaltados). Como siempre, nosotros te recomendamos solo aquellos productos sobre los que tenemos una experiencia favorable o que destacan por alguna razón (algunos enlaces nos generan a nosotros una pequeña comisión sin ningún tipo de recargo para ti).

HERRAMIENTAS

MATERIALES

Otros enlaces relacionados:

Artículo anteriorCambiar la  cerradura y mantenerla
Artículo siguienteConstruir una mosquitera de hojas abatibles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here