Oxirite, nueva generación de pinturas al óxido

Oxirite presenta nuevas soluciones para pintar sobre óxido de manera más eficaz.

Te explicamos aquí las diferencias que aporta.

Antes, cuando había que pintar sobre metal, lo que hacíamos era lijar muy bien y aplicar una imprimación naranja de minio. El color naranja era el original del tetróxido de plomo. No hace tanto tiempo de eso, así que muchos os acordaréis ¿a que sí?

La verdad es que, con esas imprimaciones la protección anticorrosiva era fantástica  y a los esmaltes de exterior, ¡un poquito más de plomo! –¡nos comíamos el plomo como campeones!-Sano no era, es verdad, pero el valor anticorrosivo era ¡impresionante!

Bueno, pues minio ya no hay, pero hay otras imprimaciones y, mejor todavía, hay pinturas directas que van sobre metal y que no necesitan imprimación. Basta con pasar sobre la superficie un cepillo de latón que desprenda la pintura en mal estado o las zonas oxidadas y quebradizas.

Pero ojo, si la pintura está bien, pero está mal pintado, hay que decapar, porque si no copiamos los defectos de la pintura original.

Prescindiendo de ese asunto que tendremos que resolver, como te digo, según esté el soporte. Podemos elegir un esmalte especial al agua, como Oxirite Xtrem, para garantizarnos un buen acabado en dos manos y sin necesidad de utilizar ninguna imprimación. Son pinturas con muy buena adherencia y alta protección, con las que damos un par de manos dejando sólo un par de horas de secado.

Pero tenemos, incluso, una segunda opción dentro de estas pinturas de nueva generación, la Oxirite Quality, que es muy densa, con una estructura parecida al gel. Cuando la abras remuévela sin agitarla demasiado para no hacer un centrifugado y romper su estructura de gel. ¿Qué añade una pintura más top todavía al pintado? Pues la posibilidad de que puedas pintar con una sola capa, porque se trata de una pintura monocapa y, además, conseguir más brillo.

¿Esto por qué es?

Porque al ir aplicando la pintura, sin necesidad de cargar más la brocha, aplicamos ya una pintura espesa que se nivela muy bien y forma con una sola mano una capa suficientemente gruesa, en micras,  como para proporcionar al metal la resistencia necesaria. Su secado también es mucho más rápido (al tacto en una sola hora).

Esta pintura la vamos a utilizar en zonas exigentes de ambiente, que sean complicadas de trabajar, o cuando realmente busquemos un acabado de más brillo. Esas razones nos compensarán renunciar al trabajo más cómodo que nos proporciona la Xtrem, con disolvente en base agua y también, por tanto, más ecológica.

Puedes ver, desde el minuto 14:45, la presentación de la pintura en nuestro Hazlo tú mismo de TVE

Guardar

Guardar

Comparte este artículo
Share on Facebook43Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Google+1Pin on Pinterest0Email this to someone

1 Respuesta

  1. Muy bien explicado, yo en concreto uso la oxirite quality monocapa para proteger contra el óxido. La ironía es que luego pinto paredes con efecto óxido jajajaj

Agregar comentario