Canaletas para tener los cables ordenados

Las canaletas son una solución útil para evitar ese lío monstruoso de cables que se nos organiza a veces en determinadas zonas de la casa.

Hablamos muchas veces de que hay que mantener una buena limpieza en alfombras o tapicerías para evitar la proliferación de polvo y ácaros pero ¿qué me decís de esa importante fauna que habita en los rincones de algunas habitaciones y por debajo de los muebles, compuesta por cables sueltos y enredados? A veces, cuando buscas cables por debajo de un escritorio, tienes que bajar vestido de explorador y con una buena linterna  para distinguir el lío de cables de impresora, ordenador, lámpara, teléfono… Y procurar no mover mucho las pelusas y el polvo acumulados para no salir estornudando, claro. Pues esto… ¡no puede seguir así! y vamos a arreglarlo con canaletas.

¿Cuántas canaletas necesitamos? Pues tantas como tipo de cables tengamos. Es decir, cables de señal por un lado y cables eléctricos por otro, De ese modo nos evitaremos interferencias.

En zonas vistas, tienes canaletas con tapa, ya sea tapa en bisagra o tapa de presión. Elígela con un tamaño adecuado a la cantidad de cables que tengas que llevar y resérvate al menos espacio para meter con holgura un cable más por si algún día te hace falta. La calidad de las canaletas es importante, especialmente cuando trabajas con tapas de presión, porque si no recuperan bien su forma después de manipularlas tienden a cerrar mal.

Muchas de estas canaletas son autoadhesivas y, si no, se instalan con unos sencillos tacos. Tienes algunos colores que pueden combinar con el rodapié y, si no, siempre puedes pintarlas para igualarlas con la pared. Mide siempre los tramos contando con el accesorio de la unión de esquina, de rincón o de derivación que vayas a poner. Para cortar, puedes hacerlo con una sierra de arco. Para hacerte una idea de modelos, tamaños y accesorios dale un vistazo a la página de Inofix, que es la marca que nosotros utilizamos.

Si tienes que trabajar en paredes más irregulares o, simplemente, quieres hacerlo con más facilidad, también puedes utilizar canaletas flexibles como la Cablefix.

¿Y qué hacemos desde el punto de llegada de la pared hasta los aparatos?

Pues ahí podemos utilizar pasacables de mesa que vienen con un accesorio que facilita su montaje y pasadores con adhesivo para sujetarlos, por ejemplo, debajo de la mesa.

¡Ahora mantener ordenados tus cables te será más fácil!

Puedes ver, a partir del minuto 07:35, lo que contamos de ellas en nuestro Hazlo tú mismo de TVE

Guardar

Guardar

 

Comparte este artículo
Share on Facebook0Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

No hay comentarios

Agregar comentario