Deslizadores para muebles

En el programa de “A punto con la 2 de TVE” y dentro del “Hazlo tú mismo” hablamos de los deslizadores para poner bajo las patas de los muebles, especialmente de las sillas. Un mundo que parece más sencillo de lo que en realidad es y en el que podemos elegir fieltros, conteras o patines de distintos materiales.

Para hacerlo hemos analizado la gama de Inofix, que nos ha sido de gran ayuda porque nos proporciona soluciones para todos los casos en los que se puede producir esta necesidad, cumpliendo con las exigencias de producto que, precisamente, queremos mostrar en el programa. Así que les damos las  gracias y os invitamos a que recurráis a este catálogo de Inofix si queréis localizar algún producto específico de los que aquí hablamos.

deslizadores de muebles_2_BricorackTV

El suelo condiciona los deslizadores

Los muebles, y especialmente las sillas, circulan de un lado para otro sobre el suelo, llevando peso encima. Esto hace que, por una parte, haya que facilitar un cierto deslizamiento pero, por otro, que este se produzca sin dañar el suelo.

¿Qué ocurre? Que llegamos a la tienda y nos encontramos con una enorme cantidad de deslizadores y otros productos que hacen un poco difícil la elección. Pero no te preocupes que nosotros te vamos a dar hoy las claves para que lo hagas.

El primer criterio a valorar: ¿tu suelo es duro o blando?

Suelos duros como el mármol o el parqué necesitan deslizadores blandos, porque no hacen ruido y no rayan el suelo. Si a las patas les pusiéramos deslizadores duros, nos dejarían marcas.

Suelos blandos, como la moqueta o los suelos de goma, requieren deslizadores duros, para que no se atasquen. Otra solución puede ser la de poner ruedas, pero de eso hablaremos en otro momento.

Distintos materiales de los deslizadores y patines

El fieltro es muy bueno como protector del suelo, compensa las irregularidades y absorbe las vibraciones. Es perfecto por ejemplo para parqué, aunque tiene como inconveniente que sufre desgastes. Los deslizadores de fieltro serían delicados, por ejemplo,  para suelos de cerámica porosa por la excesiva fricción.

Los deslizadores de metal dan muy buen resultado en suelos blandos. Pero ten cuidado si lo utilizas en zonas húmedas o en suelos que se laven con agua, porque en ese caso tendrás que asegurarte de que sean de acero inoxidable

Los deslizadores de plástico proporcionan un excelente desplazamiento, mejor que los de fieltro o metal, y se pueden utilizar en suelos blandos o duros, dependiendo de la dureza del propio plástico. Para no manchar el parqué tienes que asegurarte de que sean plásticos de teflón,  que no se desgastan ni dejan manchas en el suelo.

deslizadores de muebles_3_BricorackTV

 

Instalación de los deslizadores

Aquí tienes algunas recomendaciones para los distintos materiales, formas y tamaños de pata.

Si las patas son tubulares, puedes utilizar tapones de plástico interiores o exteriores. Solo tienes que asegurarte de que sean de la medida e introducirlos a presión.

En el caso de las patas de madera puedes emplear los deslizadores que se clavan con ayuda de un martillo o los adhesivos.

Los deslizadores de fieltro se adaptan a cualquier tamaño de pata porque los puedes recortar a la medida que necesites con unas tijeras.

En este  programa de 11 de mayo de 2016 te mostramos cómo se instalan los distintos deslizadores y conteras…

 

Comparte este artículo
Share on Facebook30Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Google+2Pin on Pinterest0Email this to someone

No hay comentarios

Agregar comentario