Trucos para sacar tornillos con la cabeza dañada

0
347

En este post vamos a mostrarte como sacar tornillos con la cabeza dañada. Y lo vamos a hacer tanto revisando las técnicas más habituales y sencillas, como usando las nuevas herramientas que podemos encontrar en el mercado.

Te pasamos los enlaces para que identifiques los productos o, si quieres, puedas comprarlos online (resaltados). Como siempre, nosotros te recomendamos solo aquellos productos sobre los que tenemos una experiencia favorable o que destacan por alguna razón (algunos enlaces nos generan a nosotros una pequeña comisión sin ningún tipo de recargo para ti).

Lo ideal para poder sacar bien un tornillo es que la cabeza no esté dañada. Para conseguirlo debemos seguir siempre las siguientes pautas a la hora de colocar tornillos:

  • Hacer un taladro para que al tornillo le cueste menos trabajo entrar y no tengamos que hacer una presión superior a la necesaria en la cabeza.

  • Elegir siempre la punta adecuada a la huella del tornillo que tenemos.

  • Colocar siempre el atornillador completamente perpendicular de manera que la punta no se salga de la mortaja que tiene la huella

Estas reglas, junto con la elección de tornillos de calidad, suele ser suficientes para que las cabezas no se dañen.

Consejo: cuando compres productos que tengas que ensamblar con tornillos, revisa si los tornillos son de buena calidad; si no lo son, es mejor cambiarlos.

Pero como las circunstancias no siempre las decidimos nosotros,  las cabezas están a veces dañadas, y tenemos que sacar los tornillos. Ahí van nuestras pruebas y soluciones¡¡¡

Soluciones tradicionales y poco agresivas:

1. Usar una punta un poco más grande a la que le correspondería, embutiéndola un poco para que tome forma. No nos ha funcionado con la huella Torx ni con la Pozidrive, pero si con la huella Allen, ya que, al tener las estrías más macizas, es más fácil recuperar el hueco suficiente para que agarre.

2. Utilizar una goma elástica para que de alguna manera nos rellene la huella estropeada. Quizás si el desgaste es muy leve puede funcionar, pero no es una solución satisfactoria casi nunca.

3. Intentar girar el tornillo directamente con una mordaza. Excelente solución si la cabeza está un poco fuera.

Soluciones más rotundas y eficaces:

  1. Convertir la huella en una para atornillador plano haciendo una muesca con la amoladora. Sirve para cualquier tipo de cabeza. Después de dar algunas vueltas con el destornillador manual, y aunque no sea muy ortodoxo, podemos ajustar directamente el tornillo en el portabrocas del atornillador y poner la reversa para extraerlo. Estupendos resultados si no nos importa comprometer el material donde está el tornillo.
  2. Extractor de tornillos. No habíamos probado esta herramienta, que es bastante novedosa, al menos en el mercado español, así que hemos estado buscando información, opiniones y haciendo pruebas.

Las opiniones son diversas. De extraordinaria herramienta a aparato inútil. A veces funciona y a veces no. Así que hemos comprado un kit, con un precio muy asequible, y nos hemos ido a nuestro taller a probarlo.

Consejo: Como la calidad del acero del extractor no es excepcional, de ahí el precio, mejor poner un poco de aceite de corte. Este aceite mejorará el agarre y protegerá tanto el extractor como la cabeza dañada del tornillo.

El procedimiento es sencillo. Cada punta tiene dos lados diferentes. Una de las puntas es un taladro y la otra es el extractor propiamente dicho. Con la punta para taladrar hacemos un pequeño taladro en la cabeza del tornillo dañado. A continuación, cambiamos al extractor e intentamos sacar el tornillo. Con este útil trabajamos siempre con el taladro en reversa.

Aunque hemos intentado seguir fielmente las instrucciones para sacar tornillos, no hemos tenido suerte. Al empezar hemos tenido problemas con la punta de taladrar. No hemos conseguido hacer el taladro inicial, así que hemos tenido que usar una broca, no del kit, sino de las que tenemos en nuestro taller, de mayor diámetro y calidad.

Una vez hecho un orificio básico, hemos iniciado de nuevo el procedimiento del extractor (punta de taladrar y punta extractora).

Y, así sí, lo hemos conseguido.

Consejo: Para soltar el tornillo del extractor, como está atornillado, tenemos que cambiar el sentido del giro y desatornillarlo.

Resumen: Procura no dañar las cabezas de los tornillos al colocarlos. Y si ya no tiene remedio, empieza siempre por los primeros procedimientos para sacar tornillos, son mucho menos agresivos y costosos, y pueden funcionar; siempre estás a tiempo de usar una amoladora o un extractor de para sacar tornillos.

Otros enlaces relacionados:

Datos del tutorial en YouTube

Presentado por Juan Mateos. Puedes hacernos llegar tus opiniones o formular tus preguntas a través de los comentarios del canal de YouTube.

Síguenos también en Facebook, Instagram, y Twitter. Puedes ver aquí el tutorial:

En la página web de Index Fixing Systems (https://www.indexfix.com/), encontrarás más información sobre todos sus productos.

Más información en la página web de Worx:

Los guantes de protección que utilizamos son de Tomás Bodero https://tomasbodero.com/es/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here