Resolver los problemas de las tomas y desagües de lavadora

1
1586

Hay dos problemas muy comunes para el mantenimiento de las tomas y desagües de lavadoras y lavavajillas. El que surge cuando no entra agua por problemas en la acometida (válido para cualquier punto de entrada de agua de la casa). Y el que se produce cuando tenemos juntos un sistema doble de desagüe para lavadora y lavavajillas, que cuando desagua uno, retorna en el otro.

Os vamos a enseñar soluciones sencillas y efectivas para ambos asuntos.

Te pasamos enlaces para que identifiques los productos o, si quieres, puedas comprarlos online (algunos enlaces nos generan a nosotros una pequeña comisión sin ningún tipo de recargo para ti). Si después de ver los tutoriales de ayuda te quedan dudas sobre estas ideas de mantenimiento doméstico y bricolaje, consúltanos en los comentarios de nuestro canal de YouTube.

Primer problema: No entra agua

Detectamos este problema porque además de pasar poca agua, las llaves de escuadra, que es donde van conectados los mecanismos, están bloqueadas, es casi imposible girarlas.

El problema es la cal. Las incrustaciones de cal se quedan en el acero de la llave, en la denominada bola de cierre de la llave, y además de estropear el cierre, van estrangulando el paso del agua.

La solución pasa por cerrar el paso del agua general de la casa (o de la habitación si tienes instalados cierres parciales por estancias además del general), y soltar la llave de escuadra. Una llave inglesa, por ejemplo, puede servirnos. Debes forzarla si es necesario, pero debemos desenroscarla para poder cambiarla.

La buena noticia es que no debemos conformarnos con cambiarla por otra llave de escuadra con las mismas características que la que teníamos, con lo que repetiríamos el problema en un tiempo más o menos largo. Ahora hay unas nuevas llaves de escuadra con unas válvulas de nueva generación que han sustituido a las bolas de cierre antiguas. Por su composición, un polímero especial, evita que la cal se incruste.

Así, que, a partir de ahora, nunca volverá a incrustarse la cal y, por tanto, ni se va a atascar la llave de escuadra ni vamos a tener pérdida de caudal.

Solución fácil y definitiva para un problema recurrente. Pero recuerda, debes cambiar la llave de escuadra por una que con ese sistema específico antical.

No te olvides de poner teflón para evitar que tenga fugas cuando montes la nueva llave.

Segundo problema: El retorno del agua

En muchas instalaciones, hay un solo mecanismo que incluye las dos salidas de agua hacia el desagüe, la de la lavadora y la del lavavajillas. El problema surge cuando el desagüe no está perfecto y tiene retenciones. Cuando uno de los electrodomésticos desagua, nos entra en el otro. La solución también es sencilla: Usar una válvula antirretorno entre la salida de agua de los electrodomésticos y el desagüe general (lo ideal es poner una válvula para cada uno de los electrodomésticos).

La válvula antirretorno es una salida doble, que tiene una especie de tapón de cierre, que cuando el agua va en la dirección correcta (hacia el desagüe) se levanta. Pero si el agua retorna, se bloquea y el agua no puede volver. En la imagen lo verás más claramente.

T

La flecha que ves es porque debemos tener en cuenta el sentido del agua cuando sale de la máquina. Hemos de colocar la válvula con la flecha apuntando en esa misma dirección.

Las complicaciones para incorporar esta válvula son las mismas que podemos encontrar en casi cualquier instalación de fontanería. Hacemos un breve repaso para refrescar las ideas.

La dificultad puede darse en que tengamos pasos de tubos distintos. Si tenemos distintas medidas de salida, ponemos unas piezas, los reductores, que acoplan para que algo que es de 40 mm pase a 32 por ejemplo.

Pero si es que no te coinciden el macho y la hembra para acoplar las distintas piezas, cortamos un trozo de tubo del mismo diámetro, con una sierra.

A continuación, le lijamos cualquier rebaba que pueda tener y lo incorporamos a la instalación para que la hembra se haga macho.

Lo ideal es hacer un replanteo con todas las piezas que vamos a incorporar y luego encolarlas.

Como trabajamos con PVC, hemos de usar un decapante especial que sirve para quitar el protector que lo recubre. Si no lo usamos, el pegamento no se adhiere bien. Aplica el decapante con un paño o papel. Verás que las piezas pierden el brillo. Eso significa que ya están decapadas.

Cuando tengamos todas las piezas decapadas, aplicamos el adhesivo y vamos colocando las piezas tal y como lo habíamos replanteado antes. Sé generoso con el pegamento, es mejor que sobre y retirarlo que quedarnos cortos.

Estos son los dos sistemas que te hemos mostrado, pero recuerda que no hay reglas exactas. A veces hay diámetros y acoples diferentes. Pero siguiendo estas instrucciones básicas podrás solucionar los problemas más habituales con los desagües y las tomas de agua.

Otros enlaces relacionados:

Datos del tutorial en YouTube

Presentado por Juan Mateos. Puedes hacernos llegar tus opiniones o formular tus preguntas a través de los comentarios del canal de YouTube.

Síguenos también en Facebook, Instagram, y Twitter. Puedes ver aquí el tutorial:

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here