miércoles, agosto 12, 2020
Inicio Jardín Claves para desinfectar bien la piscina

Claves para desinfectar bien la piscina

Las claves para desinfectar bien la piscina son pocas. Aquí te las resumimos. También vamos a analizar las precauciones ante los coronavirus en la piscina. Te damos además los enlaces para que identifiques los productos que hemos usado en nuestro tutorial.

Te pasamos los enlaces para que identifiques los productos o, si quieres, puedas comprarlos online (resaltados). Como siempre, nosotros te recomendamos solo aquellos productos sobre los que tenemos una experiencia favorable o que destacan por alguna razón (algunos enlaces nos generan a nosotros una pequeña comisión sin ningún tipo de recargo para ti).

Proteger la piscina de los coronavirus

El COVID-19 que nos preocupa a la hora de publicar este post, forma parte de los coronavirus. Son una familia de virus que causan enfermedades que pueden ser graves, y que son capaces de adaptarse tanto a hacerlo en personas como en animales. En el caso de la desinfección de las piscinas, la regla fundamental es vigilar la cloración.

Los coronavirus, para hospedarse en el organismo, dependen de su membrana externa. Esto les hace muy rápidos en contagiar al menor contacto, pero también hace que estén muy expuestos si se daña esa membrana. Para ellos la piscina es un ambiente hostil. El cloro y  los rayos UV del sol sirven para destruirlos. La velocidad de esa destrucción depende, en el caso del cloro, de mantener la concentración adecuada de desinfectante. Es especialmente conveniente también realizar los pequeños aportes de cloro diario de los que hablamos en este post. El cloro libre actúa de forma mas enérgica en la superficie y facilita la rapidez en la eliminación de cualquier patógeno.

Por lo tanto, como recogen algunos de los estudios de salud la piscina es un espacio en el que sólo habrá que aplicar las medidas de precaución que se dan en cualquier otro espacio, pero no supone un riesgo adicional como vehículo de contagio para el virus.

Mantener la piscina sin suciedad

La primera de las claves para desinfectar correctamente la piscina es mantenerla limpia. Hay que cuidar la filtración como hablamos en el tutorial Instalación y uso de bomba y filtro piscina  dedicado a ese tema. Hacer la limpieza frecuente de fondos con limpiafondos hidráulicos (si tienes la instalación adecuada) o limpiafondos eléctricos. La limpieza de superficie con recogehojas. Y evitar que se incruste demasiado la suciedad en la línea de superficie de las paredes, con el propio limpiafondos eléctrico si hace paredes, o usando un cepillo de limpieza.

Pero además de esto, el principal factor de contaminación somos nosotros mismos. Cuida de que niños y adultos no confundan el uso de la piscina con el inodoro. Además, es imprescindible no transportar al agua los restos de sudor, células epiteliales desprendidas, las cremas solares y la suciedad adherida que llevamos después de estar tumbados. Esto no es solo porque puedan suponer elementos de contagio, sino porque obligan al cloro libre a trabajar sobre ellos reduciendo su eficacia frente a otros patógenos más peligrosos. Una buena estrategia para no tener pereza a la hora de ducharse antes es instalar una ducha solar que nos libre del agua demasiado fría. En este tutorial Instalación y mantenimiento de una ducha solar te enseñamos su instalación.

Controla el PH

El cloro destruye la materia orgánica por un proceso de oxidación. Por esta razón necesita actuar en un medio en el que el PH se sitúe por debajo de 7,8. Tampoco puede ser un agua demasiado ácida, ya que por debajo de 7,0 la acción del cloro será excesiva y ayudara a oxidar los materiales metálicos de la piscina y producirá irritación en piel y ojos. Para su control, lo más frecuente es utilizar un analizador de test con mediciones de color y pastillas de Phenol Red como reactivos. Aunque existen otros medidores  de los que hablaremos a continuación.

La regulación del agua la haremos mediante elevadores de PH o, lo más usual, minoradores de PH. En el caso de los cloradores salinos, se puede incorporar un controlador salino con una bomba inyectora de ácido, tal como te mostramos en nuestro tutorial Clorador salino + controlador pH: instalación y mantenimiento.

En el caso de los minoradores, aportamos 15gr de producto por cada 1.000 litros de agua por cada décima de PH que queramos reducir. Por ejemplo, bajar de un PH 8 a un PH 7,4 nos exigirá 90gr de minorador por cada 1.000 litros de agua.

Control del cloro

Dentro de las claves para desinfectar bien la piscina, la cloración es el objetivo fundamental de calidad del agua. Si el cloro está bien quiere decir que casi todo funciona. Por eso su medición es esencial En la piscina hay que mantener siempre un nivel de cloro libre entre 1,5 y 2 ppm. (partes por millón, o miligramos por litro). Esas moléculas de cloro libre actúan sobre las bacterias presentes en el agua como “kamikazes”; atrapan la bacteria y la destruyen, convirtiéndose en cloro combinado. Cuando se habla del nivel de Cloro en la piscina, nos referimos a Cloro libre;

  • El Cloro libre se mide con el reactivo DPD nº 1
  • El Cloro tohttps://amzn.to/2Xv5gkytal (suma de Cl libre + Cl combinado) se mide con DPD nº 3
  • Calculando la diferencia entre ambas medidas (Cloro total menos cloro libre), sabremos la medida de cloro combinado (se recomienda hasta 0,3 y no deben superar los 0,6 mg/l).

Tienes también medidores digitales, que sirven también para el PH y que te simplifican y hacen más sencillo estos controles

Tratamientos de choque para la desinfección  y limpieza de la piscina

Cuando la piscina está muy sucia y con problemas para estabilizar el nivel de cloro adecuado debemos evitar su uso y proceder a un tratamiento de choque. Para este tratamiento utilizamos cloro de choque líquido o granulado.

El primer paso, como hemos visto, es estabilizar su PH. Después recurriremos a una cloración con cloro rápido de 5 gr cada 1000 litros los dos primeros días, y de 3 gr diarios a partir de ahí hasta que recuperemos los niveles de cloro. Por supuesto, en este periodo hay que extremar la limpieza y filtrado del agua de la piscina, para eliminar toda la materia posible y propiciar que el cloro llegue a todo el agua. Hay que lavar después los cepillos que utilices antes de volverlos a introducir nuevamente a la piscina. Al final de este ciclo realizaremos un contralavado y limpieza del prefiltro de la bomba.

Cloro libre y cloro combinado

Especialmente importante en este tratamiento de choque es verificar la presencia de cloro combinado. El cloro combinado está compuesto por cloraminas, que son una mezcla de cloro y amoniaco procedente de la degradación de los compuestos reducidos por la acción del cloro libre. Su acción desinfectante es más baja que la del cloro y producen olor e irritaciones de ojos y mucosas. Tienen además un efecto negativo para la acción del cloro libre. E importante mantenerlas en una concentración controlada entre 0,1 y 0,3 mg/litro y nunca superior a los 0,6mg/litro. En parte estas cloraminas se decantan al fondo por acción del propio cloro libre. Cuando detectamos en los análisis que este nivel ha subido excesivamente, lo más práctico  es realizar un vaciado parcial y reemplazo del agua de la piscina.

Mantenimiento habitual de la piscina

Manteniendo los controles indicados, la desinfección de la piscina funcionará bien. Pero no podemos dejar de hacer un mantenimiento adecuado para asegurar que los niveles se mantengan estables. Estas son las reglas:

  • Realiza la limpieza adecuada de fondos paredes y superficie del agua
  • Mantén limpios los cestillos de los skimers
  • Aporta 1gr de cloro por cada 1.000 litros y 10g más por cada usuario. Lógicamente estos valores tienes que irlos contrastando con los test periódicos.
  • Calcula el tiempo de filtración correcto. El total de horas que debe funcionar la bomba sale de dividir la temperatura promedio en ºCentígrados entre 2. A partir de 24ºC multiplica el resultado por 1,2. Si llega a 28ºC mantén todo el tiempo la filtración.

Con el aporte de las pastillas de triple acción, la proporción aproximada es que cada 7 gr por cada 1000 litros nos aporta 1gr diario durante una semana. El resto se puede hacer con aporte de cloro granulado pero leyendo siempre bien las indicaciones del fabricante.

Si el tiempo de trabajo de la bomba, obligado por la temperatura, es muy alto, es interesante pensar en la opción de la bomba de velocidad variable.

Otros enlaces relacionados:

Datos del tutorial en YouTube

Presentado por Juan Mateos. Puedes hacernos llegar tus opiniones o formular tus preguntas a través de los comentarios del canal de YouTube.

Síguenos también en Facebook, Instagram, y Twitter.

Puedes ver aquí el tutorial:

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Soldar tubos de cobre con resultado profesional

Soldar en los tubos de cobre es un proceso sencillo si respetamos los pasos a seguir y usamos las herramientas más adecuadas. Te pasamos los...

Cómo arreglar una persiana enrollable

Reparar una persiana: aprende a resolver las averías más frecuentes y a sustituir las piezas que se rompen.

Elegir un atornillador eléctrico

Elegir un atornillador eléctrico requiere tener algunos conocimientos previos sobre el uso de la velocidad y el par de apriete o torque. Esto lo...

Herramientas para compresor

Herramientas para compresor es la continuación del post ya publicado Guía para herramientas neumáticas. Así que aquí hacemos en este un repaso a las...

Recent Comments