Instalar una válvula para plato extraplano

0
1663

La válvula de ducha para plato extraplano está pensada para resolver el problema de instalación en este tipo de duchas. Así, instalarla es más sencillo y nos evitamos sorpresas en su funcionamiento.

CARACTERÍSTICAS DE LA VÁLVULA

Para analizar cómo debe ser una válvula de ducha para plato extraplano, nosotros tomamos como referencia una de Jimten de nueva generación, la S578, una válvula de altura reducida especialmente indicada para este tipo de montajes.

Como explicamos en nuestro vídeo, el primer objetivo es contar con una válvula que tenga un tamaño realmente reducido. La válvula que analizamos tiene sólo 58 mm. Cuenta además con sifón, algo esencial porque muchas veces los desagües de las duchas van directamente a la bajante y es necesario que quede un depósito de agua permanente que bloquee los olores. Sin embargo, no hay problema en que tu ducha vaya a un bote sifónico, porque el sifón de la S578 no retiene la velocidad del agua, permitiendo un caudal de hasta 57 litros por minuto en las válvulas de menor diámetro y de más de 70 en los de gran formato. Este sifón proporciona también, por supuesto, un sistema eficaz de filtrado que permite limpiar muy fácilmente los residuos sin peligro de atascos o de formación de tapones en las tuberías.

La adaptación a los platos extraplanos tiene también un apartado estético. El capó (la parte superior que cubre el desagüe de la ducha) tiene un diseño moderno capaz de adaptarse perfectamente al espacio limitado en altura que dejan estos.

Por último, el montaje se facilita mucho con la integración de la junta en el propio cuerpo de la válvula, lo que evita el peligro de un mal asiento que acabe produciendo fugas. Por la parte superior del plato se coloca una brida de acero inoxidable muy fina (para hendidos de hasta 27 mm) sujeta con tornillos.

INSTALACIÓN DE LA VÁLVULA


Presenta el plato y marca la posición centrada de la válvula.

Coloca la válvula en esa posición y ajusta los tubos. Una vez que lo hayas hecho verifica la estanqueidad con agua.

Comprueba también la correcta nivelación.

Ahora ya puedes rellenar la base con el sistema que indique el fabricante del plato.

Cuando esté lista la base de acuerdo con esas indicaciones ya puedes colocar el plato en su lugar.

Atornilla la brida.

Coloca el sifón.

Y ahora ya puedes colocar el capó que entra simplemente a presión.

Otros enlaces relacionados:

Para ver claramente el proceso de montaje puedes hacerlo en este vídeo de Jimten

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here