martes, agosto 11, 2020
Inicio Tutoriales Decorar cabecero infantil quita-miedos

Decorar cabecero infantil quita-miedos

Decorar un cabecero infantil con la técnica del decoupage es muy sencillo y los motivos que elijas para hacerlo te permiten personalizarlo. Nosotros hemos querido ir  más allá convirtiéndolo en un cabecero quita-miedos.

En este programa del Hazlo tú mismo de A punto con la 2 María te enseña a utilizar la técnica del decoupage y también cómo hacer que el cabecero sea quita-miedos. Para conseguirlo, hemos elegido la historia y los dibujos de un libro maravilloso, “Camuñas”, en la que se cuenta la historia de la amistad entre un ogro y una niña. Este cuento lo ha escrito Margarita del Mazo, las ilustraciones son de Charlotte Pardi y lo ha publicado OQO Editora.

Te pasamos los enlaces para que identifiques los productos o, si quieres, puedas comprarlos online (resaltados). Como siempre, nosotros te recomendamos solo aquellos productos sobre los que tenemos una experiencia favorable o que destacan por alguna razón (algunos enlaces nos generan a nosotros una pequeña comisión sin ningún tipo de recargo para ti).

Herramientas

  • Brocha, pincel y rodillo
  • Gaveta con escurridor
  • Cepillo de púas de latón
  • Taco de lija
  • Trapo
  • Tijeras
  • Tablero de contrachapado
  • Pintura chalk paint (turquesa y beige)
  • Motivos decorativos de papel
  • Cola blanca de carpintero
  • Barniz incoloro al agua apto para juguetes

Decorar cabecero infantil: preparar la madera con chalk paint

“Había una vez un brujo que vivía en una casucha vieja, que estaba al otro lado del bosque, que había al otro lado de la montaña, que se alzaba al otro lado del río…

Así empieza el cuento que hemos elegido para decorar un cabecero de cama que sea mágico. Es para un niño que tiene miedo por las noches, así que vamos a utilizar uno de sus cuentos favoritos para que los personajes le acompañen en sus sueños y pierda el miedo

Como es para una cama de 80 cm de ancho, María ha preparado un tablero de contrachapado de 90 cm de ancho, para dejarle un poco de margen por los laterales, y de 60 cm de altura, para que los motivos que hemos elegido para decorar el cabecero no queden apiñados.

Podríamos haber dejado el fondo del color de la madera pero hemos preferido pintarlo combinando dos colores de chalk paint. María ya le ha aplicado la primera capa en turquesa.

Como la capa turquesa ya está seca, le damos una mano de beige encima.

Y ahora, fíjate bien, porque para crear una textura original, inmediatamente después de aplicar la pintura, sin dejar que se seque, la rayamos con un cepillo de púas de latón. Rayamos la pintura con mayor o menor intensidad, según el efecto que deseemos crear. Es conveniente hacerlo de manera desigual, las rayas cuanto menos rectas mejor para un cabecero infantil. ¡Te quedará más divertido!

María ya ha rayado toda la superficie. Ahora sí es necesario dejar que la pintura se seque. Esperamos aproximadamente una hora antes de empezar a lijar.

A medida que vamos lijando, va apareciendo el fondo de pintura turquesa y el efecto final que buscábamos, un rayado irregular y un aspecto alegre. Para terminar, pasamos un trapo húmedo que es la mejor manera de eliminar el polvo que hemos producido con la lija.

Decorar cabecero infantil: recortar y pegar

María ha elegido unas escenas del cuento y las ha ampliado y fotocopiado en color. Las ha compuesto con diferentes tamaños, para que el cabecero infantil sea visualmente más divertido.

A continuación empieza a recortarlas. Ha dibujado el contorno con lápiz para darles forma y que no parezca que ha utilizado directamente las fotocopias. Como puedes ver, ha seleccionado aquellas ilustraciones que tenían figuras completas de los personajes del cuento y de algunos de los objetos que los acompañan.

‘Iba a cazar niños para su despensa, y le gustaban todos: gordos y flacos, altos y bajos, rubios, morenos, pelirrojos…'”

Una vez recortadas todas las escenas, María las coloca sobre el cabecero y las va moviendo hasta encontrar la composición final que más le gusta.

El siguiente paso es pegar las escenas de papel sobre el cabecero. María utiliza cola de carpintero diluida con agua. Les da unos toques de cola con el pincel por detrás, solo lo necesario para que no se muevan de la posición que ha elegido.

Encola la primera…

…le da la vuelta y la aprieta ligeramente con las manos contra la superficie. Y repite la misma operación con todas las escenas.

Cuando ya ha pegado todas las escenas por la parte trasera, les aplica la misma cola diluida con agua por encima. Al untar la cola no hay que ser excesivamente cuidadoso porque, al tratarse de papel de impresora, es bastante resistente.

Cuando se utilizan servilletas o papel de arroz, hay que ir con más cuidado porque el papel se puede romper.

Y María te da un truco: ir siempre del centro del papel hacia los bordes, alisándolo con la brocha para que no se formen bolsas. Y es mejor no salirse mucho de los contornos porque se puede arrastrar con el pincel la tinta de la impresora y puede quedar un poco sucio. Pues, ya está listo. Solo hay que esperar a que se seque.

Decorar cabecero infantil: barnizar para proteger

Ya están secas las escenas de papel y bien pegadas. Lo bueno que tiene la cola blanca es que, al secarse, tira del papel y desaparecen las burbujas y las pequeñas bolsas que quedaban cuando estaba mojado.

Hemos llegado a la última operación para decorar este cabecero infantil. Lo vamos a proteger del desgaste y del polvo con un barniz incoloro. Cuando barnices elementos para el cuarto de los niños busca un barniz que sea apto para juguetes. El barniz lo damos bien extendido con este rodillo.

Aunque lo veas de color blanco, el resultado es transparente. Este barniz es muy cómodo porque es al agua y huele muy poco. Dale una capa y, si lo necesita, cuando esté seco le das otra.

Ahora nuestro cabecero infantil está totalmente terminado.

Y…colorín colorado… este cuento se ha acabado, porque Blanca, con ternura, fue a casa de aquel brujo y le hizo la manicura.

Ya has visto qué sencilla es la técnica del decoupage. Nosotros hemos utilizado las ilustraciones de un cuento para decorar un cabecero infantil. Tú puedes usar tus libros favoritos, tus propias fotos, ilustraciones de revistas, cómics, servilletas…cualquier cosa que te ayude a personalizar tus objetos.

Otros enlaces relacionados:

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Soldar tubos de cobre con resultado profesional

Soldar en los tubos de cobre es un proceso sencillo si respetamos los pasos a seguir y usamos las herramientas más adecuadas. Te pasamos los...

Cómo arreglar una persiana enrollable

Reparar una persiana: aprende a resolver las averías más frecuentes y a sustituir las piezas que se rompen.

Elegir un atornillador eléctrico

Elegir un atornillador eléctrico requiere tener algunos conocimientos previos sobre el uso de la velocidad y el par de apriete o torque. Esto lo...

Herramientas para compresor

Herramientas para compresor es la continuación del post ya publicado Guía para herramientas neumáticas. Así que aquí hacemos en este un repaso a las...

Recent Comments