Preparar el suelo para poner vinilo o tarima

0
290

Preparar el suelo para poner un pavimento flexible, evita el peligro de que, tarde o temprano, el material se adapte de tal manera al suelo que acabe por copiar las irregularidades que tenga en su superficie. En el caso de que el suelo presente más irregularidades, tanto para suelos blandos como para tarima, debemos usar una pasta auto-nivelante.


Esto es, por ejemplo, todo un clásico en los vinilos o en las moquetas instaladas sobre antiguos pavimentos cerámicos que tienen sus juntas muy marcadas. El problema además es doble. Por una parte el nuevo suelo carece de sustentación en esas lineas de las juntas y cede. Pero es que además, en muchas ocasiones, aunque no haya mucho desnivel, la llaga tiene un material muy absorbente y no deja que el material se adhiera a él.

Las masillas

Para evitar esto usamos una masilla. En principio podría servir cualquier masilla, pero nosotros recurrimos siempre a masillas específicas, que son las que usan también los profesionales y que están formuladas especialmente para estos trabajos, con lo que nos garantizamos que sea cual sea la superficie no vamos a tener problemas de adherencia sobre la superficie ni a sufrir mermas o agrietamientos en el proceso de secado.

Para aplicarla tendemos la pasta cerrando las llagas y a las dos horas eliminamos el exceso con un paño o una esponja haciéndolo en diagonal a las juntas para no presionarlas.

El inconveniente a veces es que el suelo no está demasiado bien. Esto se puede producir por mal estado de la superficie o porque el suelo tenga panzas, algo que descubrimos al reglear. Si eso es así, lo que nos sucederá es que estaremos forzando por ejemplo, las lamas de la tarima.

El uso de las pastas niveladoras

Para preparar el suelo cuando está así utilizamos pasta niveladora, pero antes de aplicarla es importante asegurarse de que está tendrá un agarre y una estabilidad perfecta. Vamos a utilizar siempre primero una imprimación que nos iguale las condiciones del suelo y evite que, mientras seca el producto, esta pueda por ejemplo mermar por las diferentes absorciones de los materiales. Nosotros utilizamos la Imprimación para Pasta Auto-nivelante, también de Bostik, y la aplicamos sencillamente con un rodillo.

Y ahora ya podemos aplicar la pasta auto-nivelante. En esta especie de kit de Bostik para preparar el suelo que nosotros estamos utilizando, la pasta viene ya predosificada para verter dentro del cubo el contenido del saco y añadir la cantidad de agua necesaria para batir. Es importante respetar los tiempos de aplicación para que la viscosidad no sea excesiva y no corramos el peligro de que se complique la nivelación. Una vez que la vertemos, la pasta se extiende por toda la superficie que hayamos marcado, poniendo listones o reglas en los límites del espacio. En cuanto seque, el suelo estará perfectamente nivelado y listo para recibir cualquier pavimento.

Puedes ver el consejo en nuestro programa de la 2 de TVE a partir del minuto 3:56.

Otros enlaces relacionados:

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here