Preparar la estructura de un gallinero casero

0
571

Este gallinero es, en realidad, un proyecto de urgencia que nos ha pedido una amiga muy jovencita.

Miranda tiene un perro, un bonito pastor catalán, y también tiene ahora dos gallinas… Bueno, en realidad ya sólo tiene una. La otra sufrió un… digamos…un accidente de tráfico. Pongamos que, “más o menos”, chocó de forma involuntaria con la boca del perro que, por casualidad, se cerró en ese momento.

Así que hay que construir un gallinero que permita a la gallina, y a sus futuras compañeras, salir a tomar el sol sin que vuelvan a tener otro accidente.

Por eso Miranda ha imaginado cómo debe ser el gallinero para la casita de las gallinas y Leo se ha puesto manos a la obra y ha diseñado una estructura, con la que podremos aprender a manejarnos con este tipo de construcciones de exterior.

Para empezar, hemos colocado los pilares de la estructura en el suelo, respetando la distancia real que llevarán cuando estén instalados. También hemos situado en su lugar las vigas horizontales para marcarlas con el ángulo que nos pide el dibujo. Aprovechamos también para marcar la longitud de las vigas.

El corte podemos hacerlo con una sierra de calar utilizando una hoja larga. Cortaremos tanto los pilares como las vigas sobre las marcas realizadas.

Para que las vigas frontales nos queden solapadas sobre las laterales, les damos 20 mm más de longitud por cada lado.

Mecanización de la estructura del gallinero

Colocamos las escuadras que sujetarán las vigas ajustándolas con cuidado a su  posición.

A continuación vamos a colocar los mecanismos para sujetar la alambrada. Ten en cuenta que a cada pilar hay que descontarle la medida de la base que va insertada en el puntal metálico que la sujetará al suelo.

La alambrada irá guiada mediante tres cables sujetos entre los pilares. Para conseguir que estén tirantes, necesitamos poner tensores en una de las caras del pilar.

Los tensores se fijan al pilar con escuadras.

Para coser la alambrada al pilar utilizamos unas barras roscadas que sujetaremos con unas hembrillas. Para que no se salgan, ponemos tuercas en sus extremos y un manguito recto de unión en el centro.

Montaje de la puerta del gallinero

Para montar la puerta del gallinero nos vamos a ayudar de una herramienta muy original de Wolfcraft que se llama Undercover Jig. Con ella podemos unir estas tablas anchas en horizontal. El ensamble se cubre después con una espiga y queda oculto.

Iremos montando así todos los encuentros de las tablas que componen nuestra puerta.

Para finalizar sólo nos queda montar las bisagras y el cerrojo. Recuerda que en la bisagra inferior debes respetar también la altura del puntal metálico para salvarlo.

Para ver el programa completo puedes entrar en este enlace

Otros enlaces relacionados:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here