Cepillar una puerta

En este vídeo te mostramos como evitar el rozamiento de tu puerta para que no deteriore el suelo. Claro que también puede ocurrirte que necesites cepillar la puerta porque estás cambiando el suelo. Sea cual sea la situación en la que te encuentres puedes seguir estos consejos para recortarla con un cepillo eléctrico.

Comparte este artículo
Share on Facebook0Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

1 Respuesta

  1. Yo quité el rozamiento, sustituyendo la arandela gastada por una nueva en cada pernio de la bisagra.

Agregar comentario