Elegir bombillas se ha vuelto un tanto complicado, pues no estamos seguros de cuánto ahorran realmente y si merece la pena invertir en bombillas más caras o no. Vamos a intentar entender todos los elementos relacionados para, de una vez por todas,  poder elegir bombillas con un buen criterio.

Lo primero de todo, cuando hablamos de elegir bombillas (o de lámparas, o de bombillos, o de luminarias, o de ampollas… que todo vale en la lengua española) debemos distinguir entre tres tecnologías distintas: incandescentes, halógenas, fluorescentes y LED.

Elegir_bombillas_4_BricocrackTV

Algo muy importante que debes tener en cuenta es que las incandescentes ya no existen, pero se mantienen como referencia por razones comerciales, para que así parezca mayor el ahorro de las otras. Es algo así como comparar un coche del 2015 con un modelo de 1990 por el simple hecho de que los sigamos viendo circular por la calle…

Así que cuando vas a elegir bombillas, olvídate de cuanto te ahorras respecto de bombillas que realmente ya no existen y concéntrate en la siguiente pregunta:

¿Qué compras cuando vas a elegir bombillas?

La respuesta está clara: compras luz, es decir, no compras vatios (W)  de consumo, sino lúmenes (lm) que es la unidad de flujo luminoso que es capaz de producir una lámpara. Así que ya sabes, cuantos más lúmenes tiene la bombilla, más luz compras. Esto tiene una excepción que son los focos proyectores. Así como la luz radiante se mide en lúmenes, el flujo de luz concentrado en un punto se mide en luxes.

Por lo tanto, la comparación primera es cuánta luz quieres. Como todos tenemos referencias relacionadas con lo que iluminaban más o menos las antiguas bombillas más usuales, podemos decir que para igualar a las antiguas, ahora  debemos elegir bombillas buscando la siguiente cantidad de lúmenes:

  • 40W- 450 lm
  • 60W- 800 lm
  • 100W- 1100 lm

Respecto de las potencias de consumo asociadas a estos lúmenes, podemos contar con datos aproximados, pero verifica tú en el envase los lúmenes que te ofrece.

Elegir bombillas_1_BricocrackTV

¿Qué tecnología es mejor al elegir bombillas?

Cuando se trata de elegir bombillas puedes guiarte, por una parte, por el tipo de luz que necesitas. No me refiero a la temperatura de color, de la que hablaremos en otro artículo, sino a la calidad de luz que proporcionan. Este aspecto se conoce como CRI, siglas en inglés de Índice de Reproducción Cromática. Un CRI bajo produce una pérdida de nitidez de los colores, y los hace aparecer más pálidos y desvaídos. Las lámparas halógenas tienen por ejemplo un CRI muy alto, y es el tipo de bombilla a elegir si queremos presumir, por ejemplo,  de colores en la decoración de la casa.

Elegir_bombillas_2_BricocrackTV

Desde el punto de vista medioambiental, debemos pensar sobre todo en las fluorescentes y en las led, porque las dos son lámparas que además reducen las emisiones a las que obliga el consumo de energía. Lo que ocurre es que las fluorescentes necesitan un reciclado especial, porque contienen mercurio que, aunque se ha venido reduciendo en cantidad, sigue siendo muy contaminante.  Por eso no las debes tirar nunca a la basura, ya que hay que llevarlas a un punto de reciclado.

Y desde el punto de vista ahorro, también las fluorescentes y las led son las ganadoras. Las dos tienen vidas útiles muy largas, pero lo que ocurre es que las fluorescentes se ven mermadas por el número de apagados y encendidos, que es lo que acaba matándolas. De hecho, no es bueno estar encendiéndolas y apagándolas porque salgamos un momento de una habitación. Esa limitación no existe en otras tecnologías. Para que lo entiendas mejor, hablaremos en un próximo artículo de este asunto.

Para tener más claro el factor ahorro, hemos realizado un cálculo que seguramente te será útil para elegir bombillas. Hemos considerado el coste anual de la iluminación, a lo largo de 4 años, considerando  la vida normal de una bombilla de uso intensivo (diez horas diarias) y de otra de uso más ocasional (3 horas diarias) que nos de una luz equivalente a la que produciría una incandescente tradicional de 60W. El plazo de 4 años lo tomamos porque se aproxima al tiempo de reposición de una lámpara led.  Hemos tomado un valor del Kw/h un poco por encima de lo que viene costando en la actualidad (0.13). En el cálculo hemos incluido también el valor de reposición de las propias bombillas según los precios aproximados a los que se encuentran hoy: 3,50€ para las halógenas, 7€ las fluorescentes y 18€ las Led.

Elegir_bombiilas_3_BricocrackTV

(Foto de portada: lámparas de Osram)

Comparte este artículo
Share on Facebook0Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

No hay comentarios

Agregar comentario